lunes, 8 de diciembre de 2008

CONCLUSIONES


Por fín tengo radio en el coche, he visitado a mi gente y he renovado el aire de mi capullo.

La manicura francesa es algo muy complicado que brilla cegadoramente en las noches de "desenfreno", ahora entiendo a las pijas.

He vuelto a confirmar que soltarme a hablar no es lo mío (me vuelvo agresiva), que la gente es demasiado pulcra por estos lados y que la caquita perruna debe de tener algún componente radiactivo, o algo así.

Los Babelianos de esta zona de la torre mantienen sus instintos bien atados. Quizás por eso me siento un pelín más cómoda entre ellos (siempre que no abra la boca, claro).

Otra vez me perdí las enseñanzas de don juan, mi reencuentro pasa a segundo plano para variar. Aunque sé que es una puerta semiabierta que traspasaré algún día, pronto, muy pronto, YA.

sábado, 6 de diciembre de 2008

eXTReMe Tracker

Música

Mi lista de blogs